Arnau Gallery, una galería rotativa.

Para finalizar el año y como parte del cierre de uno de los proyectos de graffiti/ mural llevados a cabo en Barcelona , me uní con Iñaki Beaskoa para intervenir estos 15 metros de pared en la fachada del antiguo Teatro Arnau (uno de los más antiguos de la ciudad) que actualmente se encuentra cerrado al público.

El proyecto lleva por nombre Arnau Gallery, comisariado por Antoine Careil @streetartbcn con el apoyo de @difusorbcn así como la colaboración de la Plataforma Recuperem el Teatre Arnau y Montana Colors.

Creado con la idea de ser un espacio complementario a los ya conocidos “muros libres” de la ciudad, sin simular la permanencia de los murales de “gran formato” , siendo un muro rotativo en el cada mes 2 artistas diferentes realizan una obra en conjunto, siendo para mi mucho más interesante y enriquecedor el proceso que el resultado.

Teniendo en cuenta esto, decidí colaborar con Iñaki por ser una persona con un estilo drasticamente diferente al mio con unos procesos y usos del color y la composición que no se asemejan en nada a lo que he venido trabajando estos años. Es por ello que para ambos fue casi un reto el poder acoplarnos de la mejor manera posible, cediendo de lado y lado para poder dejar el mejor resultado y que ambos quedaramos satisfechos.

La idea de trabajar con RAMEN, vino del último tatuaje que Iñaki realizó para TREZE (1986-2018) a finales del año pasado. El muro es un sutil homenaje al que fue mi pareja y un buen amigo para Iñaki y siendo que Treze había sido invitado al proyecto a principios de 2018, nos pareció una buena idea colocar una referencia a él de esta manera.

Esta es una parte del proceso:

 

Una de mis mayores preocupaciones eran los acuerdos (algunas veces los egos tiran mucho) le conocía pero nunca habíamos pintado juntos, en comparativa es como irte a vivir con tu pareja, el compartir un espacio que estas acostumbrado a que sea enteramente para ti y en el que ambos se sientan plenos, requiere de paciencia y el saber ceder y, afortunadamente, nos entendimos rápida y naturalmente, lo que hizo posible que trabajáramos mejor y más motivados.

Por mi parte reduje el uso de colores brillantes y contrastes fuertes para que las letras no destacaran demasiado por encima de los personajes, y en cuanto a las letras construí cada una por separado mediante círculos siendo conectadas por la pasta que se extiende a lo largo del muro. En cuanto a él, su preocupación radicaba en las gamas, ya que esta más acostumbrado a trabajar de manera monocromática con pequeños apuntes de color.

 

En general estoy muy satisfecha por todo el proceso que llevamos a cabo y el resultado final, muchísimas gracias a Iñaki por aceptar esta colaboración y Arnau Gallery por la gestión del proyecto, el espacio, el material y el tiempo dedicado para que estuviésemos lo mejor posible.

Si tienen preguntas o quieren ver más del proyecto en si, pueden dejar un comentario abajo (no es necesario registrarse) o pueden seguir a Arnau Gallery en sus redes sociales :

Instagram @arnaugallery / Facebook : Arnau Gallery